Como una longaniza

11/8/2017 | María José Rincón (Diario Libre, República Dominicana)

Hoy esta académica de la lengua va a escribir sobre la humilde longaniza. Algunos opinarán que el tema no hace más que confirmar que los académicos ya no son lo que eran. Hay opiniones para todos los gustos y el mío y el de esta Eñe se encaminan hacia la longaniza, por poco académico que resulte. Al fin y al cabo, de una palabra se trata, y muy antigua en español, si hacemos caso de lo que nos dicen los textos, que ya la documentan en 1240. Acarrea la pobre longaniza no muy buena fama desde entonces, no por su sabor, sino por sus consecuencias para la salud, como ya se nos advierte en un tratado anónimo de medicina por allá por 1381. Su nombre procede del latín vulgar lucanicia y mi admirado Covarrubias nos explica que procede de la región italiana de Lucania.

¿Cómo llegamos de aquella lucanicia a esta longaniza? Por corrupción; no se asusten, de la palabra, no de la longaniza. Por etimología popular, si lo prefieren. Su forma hizo que la gente la relacionara con el adjetivo longo ‘largo’, y el resto es historia de la lengua.

Leer más en diariolibre.com

También podría interesarle

¿Cómo se dice: hubiera, hubiese o hubiere?

8/8/2017 |Ana María Díaz Collazos (El País, Colombia) Muchos de nosotros alguna vez hemos caído en la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com