Lengua y ensimismamiento

| José M. Portillo (eldiario.es, España)

La que ha liado el Gobierno, sin duda a propósito, con el anuncio de que va a introducir en Cataluña, ahora que manda gracias a Puigdemont, el castellano como opción de lengua vehicular. Todas las alarmas encendidas. Alteración general y toque a rebato para defender la lengua, la que sea, unos la catalana, otros la española. Así es el país: dile que vamos a la cola en investigación en Europa y ni se inmuta; ahora, dile que vas a hacer a sus niños estudiar esta o la otra lengua (nacionales, claro) y te saltan a los ojos.

Este país tiene un problema de fondo, y grave. Entendemos por punto general que las identidades son o bien de una pieza y para siempre, o bien jerárquicas. Puede uno ser español y catalán, pero midiendo siempre, algo más de lo uno que de lo otro. Nada de identidades horizontales y variables. Si alguien dice que en su itinerario vital las identidades las usa, por ejemplo, a beneficio de inventario es, cuando menos, un gilipollas.

Leer más en eldiario.es

También podría interesarle

Apóstrofo

8/6/2018 | Wikilengua El apóstrofo es un signo ortográfico auxiliar en forma de coma que se coloca …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com