Sangre de maco

8/8/2017 | María José Rincón (Diario Libre, República Dominicana)

Una consulta de un lector sobre la palabra sangre me puso a pensar en que, además de ser esencial para la vida, es también parte de muchas expresiones de nuestra lengua. Y si el hábito no hace al monje, parece que la sangre sí tiene mucho que ver con lo que somos y con cómo nos comportamos. No en vano nuestro carácter lo llevamos en la sangre. Dejemos a un lado la trillada sangre azul de los de noble linaje, aunque ellos, como nosotros, también pueden tener buena o mala sangre; incluso pueden demostrar que tienen la sangre dulce o liviana o, por contra, que la tienen pesada.

–Si actuamos con serenidad tenemos sangre fría; si lo hacemos con premeditación y después de habernos calmado, actuamos a sangre fría. Un hecho terrorífico nos puede helar la sangre; en cambio, cuando nos acaloramos o nos dejamos llevar por la pasión, la sangre nos hierve, nos bulle (que es lo mismo, pero mucho más bonito); y demostramos tener la sangre caliente. Si ni el miedo ni la pasión nos alteran, entonces no tenemos sangre en las venas.

Leer más en diariolibre.com

También podría interesarle

«Hendija» da lo mismo que «rendija»

13/10/2017 | Rafael Peralta Romero (El Nacional, República Dominicana) Para los que temen emplear en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com