Zoomear, como chusmear

8/5/2020 | Julio Perotti (Fundéu Argentina)

Aunque ya antiquísimos, muchos paradigmas aún estaban vivos antes de que la pandemia invadiera el mundo y, cual gas, se filtrara aun en los rincones más remotos y secretos de nuestras vidas.

Uno de esos modelos se asentaba en la sacralidad de nuestro hogar, un espacio privado en el que nos refugiábamos en brazos de la familia después de rozar cuerpos y almas con muchos otros seres, a los que con suerte podíamos definir como compañeros de trabajo o, quizá con un uso laxo del término, como amigos.

Volvíamos allí donde teníamos reservado un altar para rituales cotidianos tan viejos como la lectura, un poco más recientes como la televisión, o nuevos como la interacción en las redes sociales.

Pero esa intimidad era nuestra. El trabajo quedaba junto al paraguas mojado o el polvo de los zapatos en la alfombra de la puerta.

Más en fundeu.fiile.org.ar

COMPARTE

También podría interesarle

El chabacano se refina para sobrevivir

29/5/2020 | Sara Gómez Armas (Agencia EFE) Considerado durante siglos un idioma vulgar, un español roto …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com