A por ella

21/7/2017 | María José Rincón (Diario Libre, República Dominicana)

En estas cosas de la lengua uno tiene la sensación de estar clamando en el desierto. Carlos Mayoral, escritor a quien admiro, sentenciaba hace unos días: «La coma del vocativo ha muerto». Drama e ironía para constatar lo difícil que es hablar de ortografía y que no te hagan ni caso.

Las comas, será por esa pinta que tienen de no haber roto nunca un plato, suelen ponernos color de hormiga la tarea de escribir. Todo el que se ha puesto alguna vez delante de una hoja en blanco (real o figurada) y ha tomado un lápiz (real o figurado) para sumar unas cuantas palabras sabe que no miento.

Echémosle un cable a la coma del vocativo a ver si, entre todos, somos capaces de salvarla de una muerte segura. Empecemos por el principio: ¿sabemos qué es un vocativo? Es un nombre o una expresión nominal que usamos para llamar a nuestro interlocutor o dirigirnos a él.

Leer más en diariolibre.com

COMPARTE

También podría interesarle

Tertulia sobre el Libro de estilo de la lengua española

12/9/2019 | Academia Dominicana de la Lengua Una tertulia sobre el Libro de estilo de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com