Abundan los usuarios que no saben emplear el punto y coma

1/11/2019 | Tobías Rodríguez Molina (Academia Dominicana de la Lengua)

Los signos  de puntuación resultan ser difíciles de usar correctamente a  una considerable cantidad de escribientes del español. Pero de todos esos signos, el que parece serles más difícil es el punto y coma. De ese signo me ocuparé en el presente artículo. Pero antes de ofrecerles datos de ese mal uso, les presento en cuáles casos se emplea o se puede emplear ese signo de puntuación.

Usos del punto y coma:

Este signo tiene un solo uso obligatorio y varios usos opcionales. El uso obligatorio aparece en estructuras oracionales que tienen coma en su interior como las siguientes:

-De esa tienda me pidieron los siguientes artículos: corbatas, dos docenas; camisas, tres docenas; pantalones, una docena; pañuelos cinco cajas, y sábanas, dos docenas.

– En el mes de septiembre solicitaron trabajo en esta empresa: Pedro Valdez, un chofer de Salcedo; Luisa Hernández, una secretaria residente en Licey; Arnulfo Pérez, un electricista de Gurabo, y Marcos Peralta, un experto plomero de Santiago.

Como pueden ustedes observar en esos dos ejemplos, se trata de enumeraciones de artículos y personas, y a cualquier estructura sintáctica semejante a esas hay que puntuarlas como ellas: coma después de cada artículo o el nombre de las personas, y punto y coma antes de los siguientes artículos o personas.

Los usos opcionales son los siguientes:

  1. Para separar proposiciones yuxtapuestas (=relacionadas sin elementos relacionantes, como y, porque, aunque, por eso, pues, etc.). En ese caso caben dos opciones: o el punto y coma o el punto. Ejemplos: a) No asistió a clases hoy; nadie sabe el motivo de su ausencia. b) Aminta cometió un grave error. A Martina le pasó lo mismo. Si les ponemos los elementos relacionantes, serían redactadas como sigue: a) No asistió a clases hoy pero nadie sabe el motivo de su ausencia. b) Aminta cometió un grave error y a Martina le pasó lo mismo. Redactadas de ese modo ya no son yuxtapuestas y por eso mismo no llevan punto y coma.
  1. Antes de “es decir”, “o sea”, “esto es”, “por consiguiente”, “sin embargo”, “por lo tanto”, “en efecto”, cuando un elemento de esos une partes (proposiciones) de una oración compuesta). Aquí caben las opciones del punto y coma y el punto. Ejemplos: a) El obrero estaba muy cansado; en efecto, los fuertes trabajos de la semana lo afectaron enormemente. b) Amantina es una empleada muy competente. Es decir, todo lo que le toca resolver lo realiza a la perfección.
  1. Delante de “pero”, “mas”, “aunque”. En este caso existen cuatro opciones: que no se maque ningún signo,  la coma, el punto y coma y el punto, pero cualquiera de esas opciones  va a depender de varios factores, difíciles de precisar, entre los cuales está la subjetividad. Ejemplos: a) Es muy inteligente pero completamente desorganizado. b) Le ofrecieron un trabajo, pero lo rechazó sin pensarlo mucho. c) Hoy está de buen humor; aunque no siempre está así.  d) Todos dicen que Juan no es inteligente. Mas obtiene mejores notas que muchos de los que son tenidos como inteligentes.

Más en academia.org.do

COMPARTE

También podría interesarle

Más de 40 millones de personas en EE.UU. hablan español en casa, casi tantas como toda la población argentina

31/10/2019 | Agencia EFE Unos 41,5 millones de personas que viven en Estados Unidos hablan español en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com