No todo gustazo conlleva un trancazo

15/9/2023 | Rafael Peralta Romero (El Nacional, República Dominicana)

Será difícil que alguien sepa cuántas palabras pueden formarse a partir del sufijo -azo, como también es poco probable que, debido a su cuantía, algún diccionario pueda incorporarlas. La derivación es un procedimiento al alcance de todos los hablantes, letrados o iletrados, para crear voces nuevas. Los sufijos y prefijos son buenos aliados para esta acción.

Esto expresa la Nueva gramática de la lengua española: “Una característica notable de este sufijo es su gran productividad, especialmente en la designación de golpes, lo que tiene como consecuencia directa el que los diccionarios no puedan recoger todas las voces admisibles así formadas”. (Espasa, tomo I, 2009, pág. 398).

Lo más sabido del sufijo -azo es que sirve para formar sustantivos que denotan golpes y acciones bruscas. Por ejemplo, correazo, chancletazo, bolazo, tablazo, pelotazo, macanazo, machetazo, batazo, martillazo o botellazo representan golpes dados con el objeto al que alude la base de la palabra de que trate (bola, tabla, pelota…). Las acciones bruscas pueden ser cabezazo, cañonazo, plumazo (Lo eliminó de un plumazo), matazo (Me di un matazo y me fracturé un tobillo) y papeletazo (Lo logró a papeletazos).

Más en elnacional.com.do

COMPARTE

También podría interesarle

Alex Grijelmo: “La tentación de todo aquel que se siente con poder es influir en la lengua”

19/4/2024 | Adriana Amado (La Nación, Argentina) La lengua es la herramienta fundamental del periodismo, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com