Nuestra lengua vale un potosí

4/3/2022 | María José Rincón (Diario Libre, República Dominicana)

En nuestra lengua el nombre propio se reserva para designar a un ser único, mientras que el nombre común se extiende a aquellos seres o cosas que pertenecen a una misma clase. Cuando lo escribimos marcamos la diferencia entre ellos con el uso de la mayúscula inicial para los propios y la minúscula inicial para los comunes. Sin embargo, cuando los hablantes jugamos con la lengua, estas categorías pueden intercambiarse y así lo refleja la ortografía.

Los nombres comunes pueden convertirse en propios. Dejan así de lado su significado léxico para identificar a una persona concreta; de hecho, muchos nombres de persona tienen en su origen un nombre común: Rosa, Victoria, Patria, Ángel.

El camino inverso recorren los nombres propios que se usan como nombres comunes.

Más diariolibre.com

COMPARTE

También podría interesarle

Un apasionante viaje por los orígenes de la lengua romance hispánica

12/4/2024 | J. Vales (ABC) ‘Las Glosas Emilianenses y Silenses. Los textos latinos’ representa décadas …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com