canlı slot maksibet kibrisbahissiteleri.com betgaranti pasa casino

ofis taşıma

Qué triste pérdida!

03/10/2016 | Álex Grijelmo (El País, España)

Los signos de entrada en las interrogaciones y las exclamaciones empiezan a desaparecer.

La ortografía del español dispone de unos rasgos propios para señalar en interrogaciones y exclamaciones dónde empiezan y dónde acaban las palabras cuya curva melódica difiere del resto del discurso.

Sin embargo, los signos de entrada de tales cláusulas van desapareciendo; y proliferan los mensajes, anuncios o rótulos en los que se prescinde de esa ventaja. Así, la pregunta o la admiración se nos derraman por la izquierda, como si sólo se enfatizaran los fonemas de su diestra; y sin que pueda compensarlo la reiteración de signos que a veces se derrocha por el otro lado.

La escritura ha mejorado mucho desde las remotas normas de Carlomagno (siglo VIII), y en ese proceso evolutivo la Academia Española incorporó en su ortografía de 1754 (páginas 125-129) el signo de apertura, porque el de cierre por sí solo “no satisface siempre todo lo que es necesario”.

Leer más en elpais.com.

COMPARTE

También podría interesarle

El «Diccionario de mexicanismos», espejo para propios y ventana para extraños

3/2/2023 | Lluís Lozano (EFE) El «Diccionario de mexicanismos», una obra de minería lingüística que agrupa …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

antalya escorts

Pendik escort

escort ankara

gaziantep escortseks hikayeleri

gaziantep escortgaziantep rus escort

bodrum escort bayanizmir escort

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com