inherente a, no inherente de

El complemento que introduce el adjetivo inherente se construye con la preposición a, por lo que es inapropiado usar la preposición de. 

Sin embargo, en los medios de comunicación es frecuente encontrar frases en las que se usa la preposición de, como en estos ejemplos: «Establecer medidas de seguridad no implica el rompimiento de las normas internacionales que velan por el interés de preservar derechos inherentes de la persona», «El factor más importante no es una comorbilidad como tal, sino un factor inherente de la persona: la edad», «Una auténtica muestra del machismo inherente de sociedades como la nuestra».

Como indica el Diccionario panhispánico de dudas, inherente, con el sentido de ‘que por su naturaleza está inseparablemente unido a otra cosa’, lleva un complemento con la preposición a, y no de, que expresa a aquello a lo que está unido.

Teniendo esto en cuenta, en los ejemplos anteriores la preposición de debería sustituirse por a; de esta forma habría sido preferible escribir «Establecer medidas de seguridad no implica el rompimiento de las normas internacionales que velan por el interés de preservar derechos inherentes a la persona», «El factor más importante no es una comorbilidad como tal, sino un factor inherente a la persona: la edad» y «Una auténtica muestra del machismo inherente a sociedades como la nuestra».

COMPARTE

También podría interesarle

empeñarse en, no empeñarse a

El verbo empeñar(se), cuando se usa como pronominal con el sentido de ‘insistir con tesón …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com